Reportaje sobre la Reserva Starlight de Sierra Morena

Premio a los mejores cielos

Con 400.000 hectáreas, los municipios de Sierra Morena se convierten en el mayor espacio reconocido del mundo para observar los astros 

Para contemplar un cielo estrellado de primera categoría ya no hace falta viajar a las antípodas o cruzar el Atlántico. Sierra Morena acaba de convertirse en la mayor reserva Starlight del planeta, con una superficie superior a las 400.000 hectáreas, lo que la convierte en un destino de referencia en el sector del turismo de los astros. El galardón Reserva y Destino Turístico Starlight, una certificación que acredita la calidad de sus cielos nocturnos para la práctica de la astronomía y la observación del firmamento, es otorgado por la Fundación Starlight y cuenta con el aval de la Unesco y de la Organización Mundial del Turismo. En concreto, son 57 municipios de Córdoba, Huelva, Sevilla y Jaén los que han sido certificados; en Córdoba, han obtenido este galardón los cielos de Adamuz, Espiel, Hornachuelos, Montoro, Obejo, Villaharta, Villanueva del Rey y Villaviciosa de Córdoba. 

El proyecto, promovido por la Asociación para el Desarrollo Integral Territorial de Sierra Morena (ADIT) y ejecutado por el consorcio Dark Sky Advisors -formado por la unión de la Asociación Astronómica Hubble y la empresa Iberus Medio Ambiente-, ha visto recompensado el trabajo realizado durante nueves meses continuados. Sierra Morena forma ya parte de este exclusivo club de regiones de todo el mundo que reúnen los requisitos necesarios para optar a dicha certificación, entre los que se encuentran lugares como el lago Tekapoo en Nueva Zelanda, el Parque Fray Jorge de Chile o las cumbres de La Palma en las Islas Canarias. 

"Sierra Morena puede sentirse orgullosa de contar con el reconocimiento internacional de sus cielos limpios y oscuros, en los que la ausencia de contaminación lumínica ofrece la posibilidad de maravillarse bajo el brillo del firmamento", destaca Nicasio Rico, uno de los técnicos de la Asociación para el Desarrollo Integral del Territorio (ADIT) de Sierra Morena participante en el proyecto. Culmina así un proceso que ha llevado a recorrer más de 2.300 kilómetros de carreteras y caminos y a tomar más de 750.000 medidas sobre la oscuridad del cielo nocturno. 

La candidatura ha contado, además, con un gran apoyo en el entorno local, con 50 acuerdos plenarios en los que las distintas corporaciones se comprometen a promover, conservar, respetar y poner en valor ese recurso tan escaso que constituye un cielo limpio y oscuro. Tan oscuro y limpio como el que se puede observar desde los salvajes y recónditos montes y valles de Sierra Morena. En estos meses, además, se han organizado más de 33 actividades de divulgación "que han llegado a desbordar cualquier previsión". 

Este interés tiene una estrecha relación con uno de los pilares fundamentales del proyecto: la promoción del astroturismo en la región. Y, con esta certificación, Sierra Morena se convierte en la mayor Reserva Starlight del planeta con una superficie superior a las 400.000 hectáreas, lo que la convierte a partir de ahora en un destino de referencia en el sector del turismo de las estrellas. 

La semana pasada, tuvo lugar en la Delegación del Gobierno de la Junta en Jaén la entrega de certificaciones: "Fue un día de celebración para los técnicos y responsables del proyecto, que ven cómo su esfuerzo se recompensa con la creación de un nuevo producto que permitirá crear empleo y generar nuevos modelos de gestión medioambiental y turística", valora Rico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada